¿Por qué en Argentina los Fondos Comunes de Inversión no invierten en criptomonedas?

¿Por qué en Argentina los Fondos Comunes de Inversión no invierten en criptomonedas?

Porque en Argentina los Fondos Comunes de Inversión (“FCI”) están regulados por la Ley de Fondos Comunes de Inversión Nro 24.083 (la “Ley FCI”) que fue sancionada en 1992 y, aunque tuvo modificaciones posteriores, no contempla la posibilidad de que los FCI inviertan en criptomonedas. Por eso, muchos fondos que invierten en cripto están constituidos y regulados por leyes de otros países.

De acuerdo con la Ley FCI hay dos tipos de FCI: cerrados o abiertos.

Los FCI abiertos (“FCIA”) son aquellos en los que los aportes de las personas que invierten en ellos pueden crecer sin limitaciones al tamaño del FCI (salvo decisiones puntuales del Administrador) y su patrimonio sólo puede conformarse por alguno de los siguientes activos:

  1. valores negociables con oferta pública y títulos públicos nacionales, provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipales que se negocien en mercados autorizados por la Comisión Nacional de Valores,
  2. metales preciosos o certificados que representen los mismos,
  3. moneda nacional y extranjera,
  4. instrumentos financieros derivados,
  5. instrumentos emitidos por entidades financieras autorizadas por el Banco Central de la República Argentina, incluyendo depósitos bancarios,
  6. cartera de activos que repliquen índices bursátiles y/o financieros o de una canasta de activos y
  7. aquellos otros activos, contratos e inversiones de naturaleza financiera que disponga la reglamentación de la Comisión Nacional de Valores (“CNV”).

Como se advierte, las criptomonedas no están comprendidas en ninguna de las categorías de activos previstos para los FCIA. Implementar un FCIA con ese tipo de activos requerirá necesariamente obtener una reglamentación específica de parte de CNV y hasta el momento no tenemos conocimiento de que nadie lo haya solicitado.

Por su parte, los Fondos Comunes de Inversión Cerrados (“FCIC”) pueden colocarse por oferta pública con autorización de CNV y el volumen que pueden alcanzar los activos bajo administración está definido de antemano, al igual que la duración del fondo. Los activos que pueden ser parte de los FCIC son:
i) los activos autorizados para los fondos comunes de inversión abiertos;
ii) bienes muebles o inmuebles;
iii) títulos valores que no tengan oferta pública;
iv) derechos creditorios de cualquier naturaleza y
v) aquellos otros activos, contratos e inversiones que disponga la reglamentación de la CNV.

Los FCIC son interesantes porque sus cuotapartes cotizan en Bolsas y Mercados y por lo tanto su liquidez depende de la oferta y de la demanda. Hoy en día no tenemos en Argentina una definición de qué son legalmente las criptomonedas, pero podría decirse que igualmente sabemos que no son ni bienes muebles ni mucho menos inmuebles. Por eso, las criptomonedas tampoco están comprendidas en ninguna de las categorías de activos previstos para los FCIC.

¿Por qué en Argentina los Fondos Comunes de Inversión no invierten en criptomonedas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba